Theme Layout

Boxed or Wide or Framed

Theme Translation

Display Featured Slider

Featured Slider Styles

[Boxedwidth]

Display Grid Slider

No

Grid Slider Styles

Display Trending Posts

Yes

Display Author Bio

Yes

Display Instagram Footer

yes

Dark or Light Style

light

miércoles, octubre 26, 2016

48 horas en #TerrasdePontevedra: una ruta imprescindible en una de las zonas menos conocidas de las #RíasBaixas


Terras de Pontevedra - Puerto de San Adrian de Cobres Ria de Vigo


Hacía tiempo que tenía ganas de recorrerme tranquilamente la zona de Pontevedra, con calma, como un viajero más. Y he de decir que esta #staycation (vacaciones en casa) me han venido fantásticamente para descubrir algunos de los rincones más bonitos y curiosos de la ciudad de Pontevedra y sus alrededores.

Sí, he dicho descubrir. Yo ya debería conocer todos estos sitios, están a menos de 30 minutos de Vigo y no es la primera vez (ni la segunda, ni la quinta) que visito Pontevedra. Pero este viaje por las #TerrasdePontevedra ha sido todo un descubrimiento. ¿Me acompañas?


Día 1: Arqueología, playas y la noche pontevedresa


Empezamos nuestra visita a Pontevedra saliendo de Pontevedra. Sé que parece un poco raro, pero la culpa es de Petra, la "mascota" de Terras de Pontevedra, una fan incondicional del arte rupestre y la arqueología. ¿Por qué? porque en la región que rodea la ciudad de Pontevedra (Campo Lameiro, Ponte Caldelas, Cotobade, Poio, Marín y Vilaboa) se encuentra una de las mayores concentraciones de arte rupestre del mundo.

Os presento a Petra:

Petra Terras de Pontevedra O Tourón - trucosviajeros


Así que nos subimos al coche y nos adentramos en las montañas que rodean la ciudad de Pontevedra para buscar restos arqueológicos de hace más de 4.000 años. Nuestra primera parada sería en las los petroglifos de Tourón, en la vecina Cotobade. Allí veríamos los primeros ciervos y espirales en la rocas graníticas de Galicia.

Tourón está es un lugar peculiar, una ladera de montaña por la que pastan todavía las ovejas del pueblo cercano y en la que un camino de madera indica la ubicación de los ídolos y escenas de caza prehistóricas, que se pueden visitar por libre y totalmente gratis. Al ser un día nublado y llegar temprano, pudimos ver algunos de los símbolos a simple vista (la foto de Petra fue sacada allí mismo) y otros con la ayuda de un poco de agua para hacer destacar los surcos sin dañar las piedras.

Nuestro siguiente paso sería también en la zona interior, nos dirigíamos al sancta sanctorum del arte prehistórico en Galicia: el Parque Arqueológico de Arte Rupestre de Campo Lameiro.

Antes decidimos hacer un alto en el camino. El día no invitaba a sacar el bañador, pero teníamos ganas de descubrir la primera playa fluvial gallega (y segunda de España) en conseguir una bandera azul de calidad europea: la Playa de la Calzada en Ponte Caldelas. Un remanso tranquilo al lado de la carretera y rodeado de naturaleza, en el que encontramos árboles centenarios y algunos vecinos haciendo running y paseando por los caminos que bordean el río. 




Tras un breve descanso a la orilla del río Lérez, retomamos nuestro viaje hacia Campo Lameiro. El Parque Arqueológico de Campo Lameiro (o PAAR), ubicado en Campo Lameiro está a solo 25 minutos en coche de Pontevedra.

¿Marcas territoriales? ¿Señales de caza? ¿Conexiones con los dioses? ¿O simple arte abstracto? Campo Lameiro nos permitió abrir la mente a nuevas teorías sobre los artistas de la Edad de Bronce.

El parque, mayoritariamente gestionado por arqueólogos (guías, monitores, etc.) es visita obligada si vienes al sur de Galicia, aunque he de confesar que todavía no lo había visitado (ya sabes, a veces uno conoce mejor el extranjero que lo que tiene al lado de casa). Y ahora sé por qué.

Además de la zona arqueológica al aire libre donde se encuentran los petroglifos, cuenta con una exposición muy interesante en la que te puedes hacer una idea sobre cómo vivían los "artistas" que grabaron estos símbolos en las rocas y ver las conexiones entre grabados rupestres de distintas partes de Europa. Pero también copias a escala de aquellas piedras y grabados relevantes que hoy es difícil visitar. Así como con una reproducción de un poblado prehistórico muy curioso:



Además, el parque también ofrece visitas de noche para poder ver los petroglifos mejor y el fantástico cielo estrellado que brilla sobre ellos. A nosotros no nos pillaba muy bien por el horario, pero suelen publicar estas actividades en su web y en la página de facebook.

Nosotros pudimos disfrutar de un taller sobre cómo hacer fuego prehistórico. ¡Toda una hazaña! Ahora entiendo por qué en Supervivientes lloran cuando se les apaga el fuego.



Tras otro alto en el camino, esta vez para comer churrasco en la propia cafetería del parque, volvimos hacia Pontevedra rumbo a la que sería la última parada del día: la playa de Mogor en Marín.

A lo mejor conoces Marín de la película Botón de Ancla o de cuando el rey Felipe estudiaba en la Escuela Naval. La verdad es que ha cambiado mucho desde entonces, cediendo su frontal a las naves del puerto. Pero sigue contando con algunas de las mejores playas de la Ría de Pontevedra. Y una de ellas es la de Mogor.


Pero nosotros no íbamos a tomar el sol (aunque no hubiera sido un mal plan, porque el sol decidió salir a saludar por la tarde), sino a visitar uno de los petroglifos más curiosos de la zona: el Laberinto de Mogor.

El laberinto de Mogor es un petroglifo muy curioso por varios motivos: 1. porque está mirando hacia la ría de Pontevedra, es más, se puede ver la playa desde algunas de las rocas; 2. porque su trazado es la base del laberinto tridimensional que encontrarás en Campo Lameiro; 3. porque aunque algunos lo conectan con un laberinto clásico, de los que hay muy pocos en Galicia, a mí me gusta más la teoría de la Moura, un ser mitológico con forma de mujer que se transforma en serpiente y que guarda grandes tesoros.



Por cierto, el laberinto de Mogor también se puede visitar gratis cualquier día del año, como los petroglifos de Tourón.

Tras tomar un café con vistas a la Ría en el chiringuito de la Playa, volvimos a Pontevedra para pasear la ciudad y descubrir sus plazas y sus rincones típicos, como la Real Basílica de Santa María la Mayor (en Pontevedra no hay Catedral) y su fachada plateresca del siglo XVI, en la que se encuentra un santo con anteojos. Por cierto, no está de más, pasar a saludar al Cristo del Buen Viaje, a la izquierda de la puerta sur.



Un paseo breve por las calles empedradas mientras anochecía y decidimos finalizar nuestro día tomando algo en A tenda da Gata, una tienda de consumo Kilómetro cero en pleno centro monumental, para degustar productos locales y sostenibles, muchos de ellos de productores ecológicos y que están fuera de la comercialización masiva. Vamos, una muy buena idea para comprar un gastro "souvenir" de tu viaje a Galicia.

La tienda, que dentro de poco se trasladará a la zona gastro del Mercado de Pontevedra, organiza todos los jueves un encuentro gastronómico llamado Xoves de Pecado (jueves de pecado) en la que se hacen catas (bebidas y/o comida) de un productor local, quien las presenta en primera persona.

Nosotros no fuimos en jueves, pero aún así nos prepararon una fantástica selección de pinchitos preparados por ellos mismos (también tienen un catering) con producto 100% gallego; y vino y cerveza artesana para acompañar.


(en la foto Alberto, de +Maisgrelos Blog, un pontevedrés de pro y apasionado por la gastronomía y los viajes, que nos hizo de guía durante todo el viaje)

Y ya para rematar la velada, nos dirigimos al Pequeño Karma. Un pequeño pub no muy lejos del hotel, donde suelen organizar conciertos de rock, indie, pop, garage y surf. Y ya sabes, "una copa y no más" se convirtió en "venga otra" ;-)

Truco: Si te interesa la arqueología y no quieres depender del coche, acércate a Poio y a Marín. Aunque no son tan grandes como Campo Lameiro, cuentan también con sus propios centros explicativos y cuentan con algunos de los petroglifos más importantes de Galicia. Además, ambas opciones están muy cerca de Pontevedra y cuentan con transporte público regular desde la ciudad. También se puede ir andando o en bicicleta.

Truco 2: Te dejo todos los puntos que recorrimos al final del post, naranja en el plano

Día 2: Las rías, el mar y recorremos Pontevedra de "cunca en cunca"


Al día siguiente empezamos nuestro recorrido en la Ensenada de San Simón. Primera parada: el puerto de San Adrián de Cobres en Vilaboa, un lugar fantástico para otear la Ría de Vigo y la famosa isla y a donde los barcos mejilloneros vienen a descargar el producto de las bateas.


Todo un descubrimiento, sobre todo teniendo en cuenta que suelo coger esta ruta para ir de Vigo a Pontevedra (truco para no pagar la Autopista y aún así cruzar por el puente de Rande) y que nunca me había animado a parar por aquí. No sería el único descubrimiento: siguientes paradas Chan dos Areeiros y Salinas de Ulló.

El primero, Chan dos Areeiros, está ambién muy cerca de la Ría. Se trata de una ruta de senderismo circular (ruta de los petroglifos de Cobres) en la zona entre las poblaciones de Acuña y Areeiros. En ella se encuentran una serie de petroglifos muy interesantes y, además, ofrece una panorámica sobre la Ría de Vigo.

El segundo, las Salinas de Ulló, es una antigua salina marina con vistas a la ensenada de San Simón. Las salinas, que ya no están en uso, cerraban con un muro el agua de mar para que, al evaporarse el agua, se depositase allí la sal.


Hoy se puede caminar alrededor y por encima del muro, en donde se encontraba uno de los únicos molinos de mareas de Galicia (un molino de agua de mar que usaba el efecto de las mareas en la Ría para mover las muelas.)


Además, los humedales que lo bordean son un fantástico lugar para el avistamiento de pájaros y existen una serie de rutas de senderismo, entre las que se encuentra una ruta de molinos de agua dulce que termina en el Lago de Castiñeiras. 



Tras disfrutar de este fantástico paisaje, volvimos a la Ría de Pontevedra, al ayuntamiento de Poio, para disfrutar de las vistas de la ciudad de Pontevedra y el río Lérez desde los Petroglifos de A Caeira.

Los petroglifos se encuentran en la parte alta de Poio. En el área arqueológica (de acceso libre durante todo el año) hay tres conjuntos que tienen distinción de Monumento Histórico Artístico:  Laxe do Xugo, Laxe das Lebres y la Pedra Grande de Montecelo.

A ver si puedes ver los ciervos:




También cuentan con un centro de interpretación de arte rupestre que explica la historia de las excavaciones en la zona y las características de los grabados que allí se encuentran. Aunque en esta ocasión el centro no se encuentra en el área arqueológica, sino en el centro de Poio, al lado de la oficina de turismo.

¿Nuestra siguiente parada? Ya se acercaba la hora de la comida, así que tomamos rumbo a Combarro, el famoso pueblo marinero con sus hórreos al borde de la ría.


Combarro, aunque quizás haya perdido ligeramente ese encanto de pueblo marinero que yo recordaba de mi primera visita en los años 90 (ya ha llovido mucho), sigue siendo un lugar fantástico para conectar con los símbolos de Galicia: hórreos, cruceiros, meigas y gastronomía.


Nosotros recalamos en el Leucoíña, con unas fantásticas vistas a la Ría de Pontevedra. Allí probé (por primera vez) la raya, a la que llevo años dando esquinazo en la pescadería y que ha sido otro gran descubrimiento del viaje.


Tras un paseo por las estrechas calles empedradas de Combarro (para bajar la tarta de galletas de la abuela y la empanada de pan de maíz) volvimos a Pontevedra.

Durante la tarde, un paseo por la Alameda y las Ruinas de Santo Domingo y un café en el Café Moderno para disfrutar de una de las ciudades más accesibles y agradables del mundo.

A las 8 teníamos una cita con las chicas de Turiña, era la hora de ver la Pontevedra de "Cunca e nécora" un recorrido gastronómico por el casco histórico donde también descubrimos datos curiosos de la ciudad.


¿Sabías que en Pontevedra hay un tesoro pirata escondido? ¿Que "celebran" el entierro de un loro protestón y maleducado todas las semanas santas? ¿Que ha recibido numerosos premios, entre ellos el de mejor ciudad para vivir de Europa?

Durante la ruta visitamos:
  • el Tábula Rasa, que ya nos habían recomendado nuestros amigos de Viaxadoiro y donde aprendimos a beber correctamente "en cunca" y probamos unos bocados de bacalao con espuma de "allada" (salsa típica gallega -la de los platos "a la gallega",- hecha con aceite, ajo y pimentón);
  • el Grifón, donde pudimos probar como primicia la nueva cerveza Nasa, una cerveza de origen 100% pontevedrés que todavía no está a la venta y que ha sido lanzada a través de un proyecto en Crowdcube


  • el Loaira y su terraza en la Plaza de la Leña, donde probamos un interesante tataki de vaca gallega de la variedad Candelá; 
  • y la Navarra, un clásico para los vinos, donde pudimos descubrir la historia de los últimos 100 años, a través de la voz de Milagros y las palabras escritas por Jose María Ureta en sus dietarios, en donde recogía tanto datos del negocio como de la historia mundial.



Un fantástico broche de oro a dos días de puro descubrimiento al lado de mi casa en las Rías Baixas.

Truco: Las visitas guiadas de Turiña suelen tener lista de espera, así que es importante estar pendientes de su página de facebook o enviarles un mail. También organizan otras visitas y preparan cosas especiales en Halloween y Navidades

Truco 2: Te dejo todos los puntos que recorrimos a continuación, verde en el plano

En un mapa





Comer y dormir:

Para este viaje nos alojamos en el Hotel Rúas, que está en pleno centro histórico de Pontevedra, en la Plaza de la Verdura y a un pasito de la oficina de Turismo de Pontevedra y de la de Terras de Pontevedra. La verdad es que las habitaciones están muy bien y no nos pudieron tratar mejor.

Otra opción interesante es el Slow City Hostel, de los viajeros y arquitectos María y Jorge. Un hostel con alma de hotel boutique y construido en una antigua casona de 1920 restaurada, también en el centro monumental de Pontevedra, a 100 metros del Camino de Santigo y otros tantos de la Basílica de Santa María la Mayor.
Leticia Perez
0 Comments
Share This Post :

You Might Also Like

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja aquí tu comentario o tu pregunta, intentaré responderla lo antes posible (la publicación no es automática). Para consultas urgentes usa la opción de menú "Contacta Conmigo".

[name=Leticia Perez] [img=https://trucosviajeros.files.wordpress.com/2013/02/trucosviajeros.png?w=100&h=100] [description=Blogger de Viajes y Consultora de Marketing. Una viajera independiente que, de vez en cuando, viaja con amigos, familia y mucha otra gente interesante. ] (facebook=http://www.facebook.com/trucosviajeros) (twitter=http://www.twitter.com/trucosviajeros) (instagram=http://www.instagram.com/trucosviajeros) (pinterest=http://www.pinterest.com/trucosviajeros)

Follow @trucosviajeros